Conceptos de Backup

La copia de seguridad de nuestros datos es una de esas tareas de las que nunca nos acordamos hasta el día que echamos de menos. Nos podemos encontrar con que ese día no la tengamos actualizada o directamente, no tengamos una de donde poder recuperar nuestra información ante un desastre.

Muchas veces no se abordan estrategias de seguridad en los datos, simplemente porque no se sabe de qué hay que hacer copia y cómo. Tampoco qué aporta un software de copia de seguridad, dónde hacer las copias, cómo automatizarlas y de qué manera realizarlas y comprobar que se han hecho sin estar pendientes de ellas.

Vamos a intentar clarificar un poco estos aspectos.

En primer lugar, debemos realizar un inventario de nuestros datos, empezando por los más vitales y finalizando en los menos importantes.

Una forma de realizarlos es analizar nuestro trabajo diario, me refiero a que aplicaciones usamos y así a continuación podremos averiguar dónde se almacena la información con la que trabajamos. Por ejemplo, si trabajamos con una aplicación de gestión, las personas de soporte de esa aplicación podrán informarnos de la ubicación de sus bases de datos. Además, tendremos en cuenta nuestros archivos de Excel, Word, etc. Documentos en formato PDF, como pueden ser facturas. La ubicación de los archivos donde se guarda nuestro correo, los contactos, calendarios, etc.

En este momento, tendremos una idea del volumen datos en gigabytes del que necesitamos realizar copia de seguridad, y también los tendremos organizados por prioridad.

 

A continuación, debemos averiguar cuanta información estamos dispuestos a perder desde la última copia de seguridad teniendo en cuenta que es posible definir distintos periodos de copia para cada clasificación de prioridad que hemos definido en el paso anterior. Hay que tener en cuenta que, si realizamos copias diariamente, en caso de desastre, podemos perder hasta un día de información que después deberemos reintroducir manualmente, en nuestras aplicaciones. Así que por el tipo de prioridades de información debemos calcular el tiempo aceptable de perdida de información y su consecuente reincorporación manual. Según sus siglas en inglés RPO (Recovery Point Objective)

 

Finalmente, tenemos que tener en cuenta el tiempo necesario para restaurar la copia de seguridad y que también es posible que en caso de desastre se necesite reinstalar aplicaciones, sistema operativo e incluso el equipo sobre el que se ejecutan. Cuánto tiempo es aceptable para nosotros en lo que se denomina RTO (Recovery Time Objective).

 

Nos queda un aspecto más: DONDE vamos a realizar las copias. Esto se verá   relacionado con el RTO y con otro término: la Ventana de Backup, que es el tiempo necesario para realizar la copia de seguridad.

Para entornos de PyME actualmente hay dos destinos principales:

  • En discos locales: Discos conectados a la red local, discos USB, Pendrives USB, etc.
  • En la nube: Microsoft Azure o servicios.
  • Cada uno de ellos tiene sus ventajas e inconvenientes. Para la misma cantidad de datos a realizar backup, éste se realizará antes en un disco local que en uno en la nube (una menor ventana de backup en discos locales respecto a backup en Cloud). Lo mismo ocurre con la restauración.

Por contra, la seguridad ante desastres como un incendio o el robo de equipos en la empresa es mucho mayor con backups en Cloud que en discos locales, ya que nuestras copias se encuentran fuera del área de riesgo.

¿Qué nos queda?: Que hacer cuando se ha producido la catástrofe. Es decir, estrategias de recuperación, qué posibilidades hay en el mercado, como probamos la fiabilidad de nuestras copias, etc.

Pero esto en otro post